Casa para Pierre

Casa para Pierre

La provincia de Murcia goza de un clima excepcional con veranos de calor extremo e inviernos suaves. El hecho de llevar a cabo una casa pasiva en estas condiciones, que además debe ser certificada con el sello Passivhaus, hace que la principal preocupación de proyecto no sea el calentar la casa si no el enfriarla de forma natural cuando la temperatura exterior es elevada.

Así, la primera estrategia de proyecto es conseguir refrescar de forma natural todas las estancias, ya sea a través de ventilación cruzada mediante aberturas en doble fachada norte-sur o a través de patios cubiertos con vegetación caduca y riego.

Una de las peculiaridades del programa es la necesidad de prever en la zona norte de la parcela, una zona para ubicar apartamentos turísticos en un futuro. Para acceder a los mismos, se prevé un paso en el lado este de la vivienda que se sitúa por debajo del nivel de la planta baja manteniendo la privacidad de la familia en las zonas de estar y habitaciones.

De la misma forma, la piscina también se sitúa en un nivel inferior al resto de las estancias de la casa para permitir el eventual acceso de inquilinos sin que éstos interfieran en el funcionamiento de la vivienda.

La casa tiene que ser autosuficiente y funcionará con un sistema de placas fotovoltaicas que por un lado alimentaran un calentador eléctrico para agua de cocina y baños y por otro, cargaran una serie de baterias para el funcionamiento del resto de aparatos eléctricos de la casa. Se descarta calentar agua mediante placas termodinámicas con el objetivo de unificar instalaciones y reducir mantenimiento.

A nivel de instalaciones, un recuperador de calor conectado a un pozo canadiense que utiliza la temperatura natural de subsuelo nos ayuda a potenciar las ventilaciones. En caso de necesitar calentar la casa en algún momento del año, se prevé una estufa de leña únicamente en la zona de estar.

Compartir: Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0